Madres trabajadoras 

¿Qué es para ti una madre trabajadora? ¿La que sale de casa a las 7 de la mañana y vuelve a las 6 de la tarde o la que se queda en casa todo el día cuidando a sus hijos? Aunque para la sociedad parece ser que solo sea correcta la primera opción, lo cierto es que las dos son correctas. 
La que se pasa todo el día fuera, trayendo dinero a casa y echando de menos a sus hijos, lo es porque así lo entiende la Seguridad Social y el resto de la sociedad. Para mucha gente, vendría a ser la madre perfecta, la que contribuye en la economía familiar y, además, se encarga de sus hijos.

madre trabajadora cuidando de bebé y respondiendo al teléfono

Pero ¿qué pasa con las que se quedan en casa? ¿Acaso no trabajan? Está claro que, de cara a la burocracia, si no traes dinero a casa, no trabajas, pero de cara a la familia, SÍ. TRABAJAMOS. Y MUCHO. 

Un hijo no es un animal de compañía, es una persona. Y como persona, necesita ser atendido hasta que pueda valerse por sí solo. Un potro aprenderá a andar a las horas de haber nacido, un bebé casi un año después. Así que como nuestra progresión es más lenta, nuestra dependencia de la mamá o el papá será más larga. Aunque el Gobierno piense que 4 meses para la mamá y 1 para el papá son suficientes para que puedan volver a trabajar, NO ES ASÍ. En estos tiempos que corren, trabajamos para pagar guarderías, pañales y nannys que puedan cuidar a nuestros hijos cuando están enfermos. 

En España no existe la conciliación laboral porque todavía no se entiende el concepto. A menos que seas maestra o profesora del cole a donde van tus hijos, ¿qué puesto de trabajo tiene horario escolar? Ya sé que esto ha ocurrido desde siempre, pero hasta que no estás en el ajo, no lo tienes tanto en cuenta.

Madre planchando ropa con bebé

Toda esta reflexión me sirve para autoconvencerme de que, aunque no aporte ingresos, yo también trabajo. Invisiblemente de cara a Hacienda, pero lo hago. Es un trabajo que no está pagado con todo el oro del mundo, porque ver crecer a tus hijos, cuidarles cuando están enfermos, llevarlos y traerlos a la guardería, jugar con ellos cuando te lo piden y darles todos los mimos que quieres no tiene precio. Y además de no trabajar, AHORRO. Ahorro porque no tengo que contratar a nadie para limpiar la casa, ahorro porque no tengo que buscar canguro por si se pone enfermo o si tengo que ir a algún sitio, ahorro porque Bebé Alternativo puede venir a comer a casa y no quedarse tantas horas en la guardería, ahorro porque puedo llevarlo andando a la guardería (aunque a veces vayamos en coche porque si no no llegamos).

Todavía me siento mal cuando alguien me pregunta si no trabajo. Piensan que es porque no encuentro. O porque no quiero. Pero la verdad verdadera es PORQUE NO PUEDO. No hay trabajo compatible con un hijo, porque están llenos de imprevistos, de “ven a buscarlo porque se ha puesto enfermo”, de “hoy es fiesta en el cole pero tú tienes que ir a trabajar” o de “tienes que ir a vacunarlo hoy”… 

Por supuesto que las madres trabajadoras legalmente hacen mil peripecias para llevar una vida lo más normal posible, pero no hay que infravalorar a las que nos quedamos en casa, porque también nosotras llegamos cansadas a la cama. En el fondo, todas somos madres y todas luchamos por que nuestras vidas sean lo mejor posible. Apoyémonos entre todas, por favor.

¿Cuál es tu situación? ¿Eres trabajadora visible o invisible?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s