“Y ahora, a por la niña”

Vuelvo al punto de partida. Vuelvo al punto en el que la sociedad te presiona para que seas madre. Y vuelvo al punto en el que, como quiero ser madre, todo me afecta el doble. Cuando Bebé Alternativo tenía 6 meses, ya había algún valiente que se atrevía a sugerirme darle un hermanito a B.A., pero como mi nube en la que estaba me cegaba, hacía oídos sordos a recomendaciones ajenas.

Pero ahora, concienciada de volver a ser madre, cada comentario relacionado con aumentar la familia me llega como un dardo. Mi respuesta es siempre la misma: “Oh, deja, que ahora podemos dormir por las noches…”. Es una contestación simpática que deja al interlocutor contento y sin ganas de seguir insistiendo, pero es entonces cuando vuelvo a pensar en la reflexión que compartí con una madre de gemelos hace poco. ¿Cuándo es el momento de la vida en el que la gente te deja en paz? Es decir, cuando una persona se convierte en adulta, la sociedad pretende que:

  1. tengas pareja
  2. te cases y convivas
  3. tengas un hijo
  4. tengas otro hijo, a poder ser, de sexo diferente
  5. tengas otro hijo para que seas familia numerosa

Creo que es en el punto 5 en el que la gente para de presionarte. Como decía antes, una madre de gemelos me dijo hace poco que, aun teniendo dos hijos, la gente le decía: “Y ahora, a por la niña, ¿no?” Pero a ver, alma de cántaro, ¿NO VES LA FAENA QUE TIENE CON DOS? ¿TÚ CREES QUE TIENE TIEMPO/GANAS DE IR A POR OTRO?slide_335285_3374461_free

Creo que desde que me he metido en el mundo de la maternidad he aprendido a ser más respetuosa con la vida de la otra persona. Nunca sabes qué es lo que quiere o no aquella persona, si de verdad quiere ser madre o si ha decidido no tener hijos porque no le apetece; si no quiere tener pareja porque está mejor así o si no quiere casarse porque ha pasado por una mala experiencia antes. A veces hablamos por hablar y, sin darnos cuenta, juzgamos sin saber qué piensa realmente esa persona, así que SHUT UP, PLEASE!!!

En cuanto a mi búsqueda de bebé… sigue adelante, pero con un bebé de 20 meses danzando por casa y una agenda un poco llena, parece que la cosa va para largo. Creo que lo mejor será que venga cuando tenga que venir, porque el tema planificación de embarazo no cabe en la agenda. No quiero autopresionarme, porque no lo considero una obligación, sino más bien un regalo.

giphy

Y a vosotras, ¿también os han encasillado en ese ciclo de la vida ideal? ¿Qué opináis? ¿Hay que seguirlo para sentirse realizado? Yo, desde luego, voy a hacer lo que quiera yo pero no porque la sociedad establezca que haya que hacerlo, sino porque me apetezca.

¡SALUDOS!

Anuncios

2 pensamientos en ““Y ahora, a por la niña”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s