Operación Sí Más Pelos

Desde que ha nacido Bebé Alternativo, se ha instalado con nosotros un amigo más: mis bolas de pelo everywhere.

Sí, amigas. Me estoy quedando calva a marchas forzadas. Da igual cuántas veces barra el suelo o lo aspire: siempre hay un pelo al acecho en cualquier sitio. Cama, suelo, cuna, ropa… Cualquier lugar es susceptible de tener un cabello mío. Al principio no le daba importancia, pero ahora ya pasa de castaño a rubio con mechas oscuro. Después de ducharme, entre los que recojo que quedan en la ducha y los que me caen mientras me lo desenredo puedo contar un mechón bien bueno.

Estuve investigando por internet y encontré el origen de mi alopecia postparto: las hormonas. Malditas hormonas. Cuando no me regalan granos, me quitan cabello. ¿Tiene algo que ver con la lactancia? La respuesta es sorprendente: NO.

La suegra sabiduría popular lo atribuye a la teta, pero la verdad es que la pérdida de pelo tiene que ver con los estrógenos, que al quedarnos embarazadas producimos en cantidubidubidá y son los que provocan que caiga nuestro pelazo. En el embarazo, como estamos atiborradas de vitaminas random, no nos suele caer tanto, pero a la que parimos y la cantidad de estrógenos se regula, bye bye pelos.

Y digo yo, ¿y por qué no se caen los de las piernas? Pues porque eso es vello y porque somos mujeres y hemos venido aquí a sudar sufrir. Nunca veremos unas piernas al estilo Powder, finas y sin pelos. Para presumir, fotodepilación o SilkEpil.

Total, que me fui a la farmacia a buscar remedio para mi alopecia precoz y al explicarle mi caso, la dependienta en cuestión se frotó las manos. 24 eurazos en forma de pastillas que debo tomarme una vez al día. Se trata de vitaminas compatibles con la lactancia. Si con eso no tengo un pelazo a lo Rocío Jurado, puedo probar la versión ampollas para el pelo. Espero no tener que llegar a tanto.

image

Se llaman Tricobell y llevan hierro, ácido fólico, vitaminas A, B, C, CH, D, E… De todo, vaya.

¿Alguien más en la sala con alopecia posparto? ¿Qué tomas tú?

BUEN FINDE!!!

Anuncios

9 pensamientos en “Operación Sí Más Pelos

  1. A mi me pasó lo mismo en primer postparto (en este segundo, curiosamente, no). El pelo se me empezó a caer a “puñaos”, que no daba a basto a quitar pelos de la ducha… Como ya sabía que era una cuestión hormonal y que era poco lo que podía hacer, me limité a suspirar con resignación, darme un buen corte (por lo menos para que los pelos no fueran tan largos y no formaran bolas del tamaño de una patata) y tomar levadura de cerveza. En unos meses (no recuerdo si fueron tres o cuatro) la cosa volvió a la normalidad y el pelo dejó de caer tan a lo bestia.Ya dirás si las pastis dan resultado!!!

  2. A mí también se me caía el pelo a mechones, se me partía con pasar los dedos por encima. Daba sustito. Y mira que tomaba todo el diccionario de vitaminas y complementos alimenticios que te puedas imaginar. No servía absolutamente de nada. Es hormonal y, me temo, que hasta que el cuerpo no se regule, no hay mucho que hacer.
    Creo recordar que la cosa es que durante el embarazo tenemos pelazo total (“hormonas again”) y que el pelo se cae muchísimo menos porque su ciclo de crecimiento se ve alterado y…. Y cuando das a luz toooodo ese pelo que no se cayó durante el embarazo decide abandonarte en manada y hacerte creer que vas a quedar calva.

    Hasta que no pasaron como 5/6 meses no volví a ser la de antes en esto. Creo que es cuestión de tiempo y paciencia.

    Ya nos contarás qué tal.

    Besos!

  3. Yo la pase, se me caía el pelo a mechones, se me pronunciaron las entradas… Horrible. Meses después se me han regenerado todos y cada uno de los pelos caídos y algunos más sin hacer nada. Lo peor que tengo tanto pelo corto creciendo que tengo unos pelos de loca increíbles!!! No te preocupes normal, como ya has leído por ahí son las hormonas. Lo que has perdido volverá a salir!!

  4. A mí se me empezó a caer el pelo a las seis semanas de nacer Nanete. Estuve informándome, y como tú descubrí que era un tema hormonal. Así que decidí no hacer nada y esperar pacientemente a que se revertiese la situación. Ocho meses y medio después ya no se me cae el pelo. Ánimo que todo se pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s