Semana 39+5: Contacto con… tacto

image

A dos días de la fecha prevista del parto, fresca como una rosa, nos dirigimos a la que puede que sea la última visita del embarazo. Iba yo concentrada en que iban a atarme con correas y a sentirme monitorizada por primera vez… PUES NO.

Ni monitores ni monitoras. Como soy una embarazada de bajo riesgo, no hay monitores que valgan. Visita normal. Pero la de hoy ha tenido una emoción especial que ha hecho que se disparara el tensiómetro: TE VOY A HACER UN TACTO.

Sabía que ese día llegaría, que he tenido un embarazo muy tranquilo y sin meneos vaginales, pero hoy no me libraba. La mirada de terror que le he dado a Papi Alternativo ha bastado para que supiera que estaba acojonadísima como si me fueran a torturar. Me he quitado los pantalones y las bragas, y me he subido al potro (de tortura). Colocadas las piernas, la ginecóloga o tocóloga o como quiera llamarse se ha puesto guantes y una vaselina o algo para suavizar aquello, a lo que no he podido evitar decirle: “Por favor, ve despacito, que me pongo muy tensa.”

Y, efectivamente, me he puesto más tensa que Falete en un Naturhouse. Su dedo intentaba tocar el cuello de mi útero mientras mi cuerpo, en un acto reflejo contra el dolor, iba reptando hacia la parte superior del potro. ¿Dolor? Más molestia que dolor, podría decirse que era una presión ahí bajo, pero yo soy una exagerada y parecía que me estuvieran torturando cosa bárbara… Ella me decía: “Como sigas subiendo no voy a llegar a tocarlo”. Y entonces me he relajado un pelín (pequeñín) y ha acabado. Conclusión: MÁS VERDE QUE UNA TORTUGA NINJA.

Me ha citado para el viernes que viene, cuando esté de 41+2, aunque me ha deseado que no tenga que volver a la visita.

Mi gozo en un pozo. No puedo negar que me ha dado un bajón, porque justo esta noche he notado presión en las partes bajas y no he podido dormir apenas. Pensaba que ya se empezaban a ” abrir las compuertas”. Toca seguir esperando y toca seguir aguantando las preguntas insoportables. Espero que, si no esta semana, la que viene se decida a salir Bebé Alternativo. Es un sinvivir no saber cuándo va a ser. ARGGGGGGG!!!!

Anuncios

24 pensamientos en “Semana 39+5: Contacto con… tacto

  1. Estas cosas no se saben, lo mismo estás verde y en cuestión de horas empieza el movimiento. A mí lo que no me hace gracia es que anden trasteando por las partes bajas. Si quieres, te puedes negar a que te hagan un tacto. Pide que te informen de lo que te van a hacer y que sea todo con tu consentimiento, que ya me sé de alguna a la que le hicieron una maniobra de Hamilton por las buenas, sin pedir permiso.
    Yo me “libré” por ir a cesárea programada de cabeza. La última vez que me miraron por ahí abajo fue en la eco de la semana 9.
    Bueno, en cualquier caso, paciencia. Ánimo!!
    Un abrazo.

      • Claro, si quieres saber cómo está el cuello, tendrán que mirar. Lógico. Entiendo que se tengan curiosidad/ganas de saber cómo va todo por ahí. A mí como no me miraban la “zona cero” pues estaba tan tranquila. De haber sido de otra forma, creo que si todo estuviese bien, y sabiendo lo que sé ahora, no hubiese querido que me hiciesen tactos. Pero, son tantas las ganas de saber…. que a saber si lo hubiese hecho o no. Parezco un trabalenguas, jiji.

  2. Me ha encantado el título del post!! Me ha hecho reír recordar ese programa y a Bertin Osborne espanzurrado en ese sofá intentando hacer de Celestino … 😂😂😂😂 yo creo que bebe alternativo es un tío listo y estará esperando a que pase la ola de calor, cualquiera nace con este bochorno!! Se estará preguntando. Lo cierto es que en todos los embarazos hay un punto donde ya necesitas que el bebe salga, cuesta un montón vivir con esa incertidumbre!! Así que paciencia, sea como sea creo que como máximo te queda una semana o por ahí, no suelen dejarte mas.

  3. No te fíes con eso de estar verde. En cualquier momento salta la liebre. 😉 Te lo dice una que estaba comiendo y notó como si se le explotara una globo gigante lleno de agua en las piernas: rotura de bolsa.

  4. Ay! A mi tactos de esos no me han hecho… Ni que me los hagan, le tengo auténtico pavor…si con el exudado que era un minipalito me tensé no me quiero ni imaginar esas manazas acercándose a mis bajos.
    Lo que si hacen en mi hospital de rutina desde la semana 37 a todas soN los monitores todas las semanas, no te pierdes naaa! Que rollo! Media hora tumbada con unas correas, aburrida perdida, para que luego te digan que no hay contracciones😫😫

  5. Lo mejor que puedes hacer es ocupar la cabeza en otras cosas, para que el tiempo pase volando. Cuando menos te lo esperes estarás con tu bebé. Yo deseando que llega se el dia y veia que pasaba de fecha y no había novedad. Al final, cuando pensaba que iba a llegar a monitores en la semana 41+4 nació mi gordita. Paciencia que todo llega y dentro no se quedará. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s