Semana 27: visita al ginecólogo

Camilla-clinica-ginecologica,-cano-de-acero,-de-tres-planos--2-camilla_ginecologica_web

Hoy ha tocado visita al ginecólogo, con las consecuentes ganas que teníamos después de un mes sin ver a Bebé Alternativo. Realmente no tenía muy claro qué es lo que tocaba hoy. Había oído que no te hacían ecografía, pero me resultaba muy extraño, porque es la principal manera que tienen de echarle un vistazo al objeto de estudio. Así que allí vamos, Papi Alternativo et moi, con la hora justa para llegar (como siempre) al hospital y sentarnos a esperar. A medio camino se me ha encendido la bombillita para recordarme que me había dejado el monedero en casa, con la tarjeta sanitaria dentro. UN APLAUSO PARA MÍ. GRACIAS.

Como decía, nos plantamos con la hora justa, me presento en recepción como “la que se ha dejado la tarjeta pero tengo cita” y nos sentamos a esperar, libro en mano cada uno por si acaso. Nos llaman al cabo de un cuarto de hora (estoy relativamente contenta con el servicio de Ginecología, porque van bastante rápidos) y entramos a la consulta. Allí nos atiende una ginecóloga la mar de maja, con su enfermera menos maja pero atenta. Me toma la tensión, me pesa y me pide el pipí. MIERDA. TAMBIÉN ME HE OLVIDADO DEL PIPÍ (de hecho, ni he llenado el bote). APLAUSO AMERICANO PARA MÍ. HOY ESTOY QUE ME SALGO. A la ginecóloga parece no importarle (no seré ni la primera ni la última) y me hace pasar a la camilla (¡¡¡¡bieeeeen!!! Eso quiere decir que hoy sí hay ecografía!!!!) y bajarme un pelín el pantalón. Chorrazo en mano (o en tripa), empieza a mirarme y llama a Papi Alternativo para que vea también a Bebé Alternativo. “Hoy está sentadito, ¿lo veis?”.

Aquí haré un inciso. He dicho que sí, que lo veía. Pero yo solo he visto la cabeza. Si me llega a decir que está cabeza abajo, me lo creo también. NO SÉ INTERPRETAR LAS ECOGRAFÍAS. Hala, ya lo he soltado. A la velocidad que van los ginecólogos no me da tiempo más que para intentar discernir una bola y unas extremidades. Pero todavía no distingo la posición que me indican. Quizás debería preguntar más, sí, pero me quedo tan absorta mirando la pantalla que me cuesta reaccionar. En el fondo, me da igual, yo lo que quiero es tener a Bebé Alternativo en tres dimensiones, no en una pantalla.

En fin, que todo muy bien, que estaba sentado, que no me lo pesaba porque eso llegaba en la eco del tercer trimestre y que el crecimiento era correcto. UN APLAUSO PARA LA GINECÓLOGA MAJA. Me ha dado ánimos y recomendaciones para la prueba larga del azúcar, que haré mañana, y me ha dado los resultados del análisis del O’Sullivan del segundo trimestre. Un pelín alto, pero puede que no sea tan cruel y sea un falso positivo. Media vuelta y para casa. Adiós, ginecóloga maja y enfermera no tan maja.

Por la tarde noche hemos ido a la segunda clase de preparación al parto. Mañana cumplo 28 semanas y creo que es demasiado pronto para ir a estas clases. La semana que viene me la voy a saltar. Me siento la mamá benjamina, la que menos tripa tiene y más inexperta es, y aunque las clases son interesantes, me siento un pelín fuera de lugar. Voy a dejar pasar un par de semanas y volveré, a ver si me siento más cómoda. El tamaño no importa, y cuanto antes vaya más aprenderé, pero de verdad que me da pereza ir tan pronto a esas clases. Mi matrona me dijo que podía empezar a ir, pero no me dijo que también podía esperar para ir. Creo que hasta Bebé Alternativo se siente cohibido, así que esperaremos un poquito. Papi Alternativo no se queja de nada, es un sol, pero sé que en el fondo se aburre un pelín…

¿Y vosotras, habéis empezado las clases preparto? ¿A partir de qué semana? ¿Había barriguitas o barrigotas?

Anuncios

8 pensamientos en “Semana 27: visita al ginecólogo

  1. Todo perfecto! Me alegro! La verdad que esto de los ginecólogos, cada uno es un mundo, a mi en la semana 27 me dijeron ya el peso y a ti te dicen que hasta el tercer trimestre nada… No hay quien los entienda¡
    A mi demomento no me han dicho nada de los cursos de preparacion al parto, espero que la semana que viene que ya estoy de 28+4 cuando vaya a mi gine, me digan algo.

    • Ya ves, con lo poco que les debe de costar pesarlo… En fin, hay que depender de ellos, así que mejor dejarles hacer! Lo de las clases me lo dijo la matrona, a ver qué te dicen a ti!!! Yo de momento me abstengo dos semanas, hasta estar de 30!

  2. Que bien que hayas visto a tu bebé!!! FELICITACIONES!!!!
    En mi primer embarazo empecé las clases de preparación al parto en la semana 32.
    En este pensaba hacer lo mismo, aunque iré a otro lado (no voy a repetir el mismo curso que hice hace 2 años y recuerdo muy bien)
    Habla con tu matrona y dile que quieres empezar mas adelante y ya. Seguro que no hay problema.
    Ahh y yo a los cursos de parto iba sola, a mi marido no lo agarraba para eso ni loco…jaja. Papi alternativo es un santo 🙂 Y para este embarazo menos, que ya sabe mas o menos de que va la cosa…

  3. Claro, en la semana 32 ya es más “lógico” hacer las clases, pero en la 26 eres una novata!!! Papi Alternativo es un sol, allá donde vamos Mami y Bebé Alternativo va él!! (Qué poco alternativo, por cierto!) jajajaja

  4. Ostra que bien que vieses al peque jeje Yo en cuanto me quede estaré deseando ir a las clases dichosas. Ya las visualizo, con mi pareja….ains será tan bonito. Desearé que llegue de una vez la semana en la que pueda empezar a ir 😛 Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s