A relaxing cup of…

Me he relajado demasiado con el blog. Y con el tema maternal. Al no haber surtido efecto las primeras veces, he decidido que ya vendrá cuando tenga que venir. La mayoría de las veces, cuando no buscas algo es cuando lo encuentras. Pues esa es mi máxima desde hace un mes. Parece que la cigüeña se hace de rogar, así que que venga cuando quiera…
Tendría que concentrarme en perder algunos kilos, pero eso sí que es tarea difícil. Me he apuntado a aquazumba tres días por semana, y de momento no fallo, pero en pleno verano las tentaciones aumentan. Que si helados, que si champú y una tapita…
poco a poco y buena letra. Le prometí a mi ginecóloga que en la próxima visita vendría hecha una sílfide, pero al paso que vamos… la sílfide será ella.

Aparte de ello está el tema del paro. No hay trabajo y no sé hacia dónde decantarme. Un trabajo que me llene y me motive como el que tenía antes será difícil de encontrar otra vez, y si lo hay, hay que desplazarse como mínimo a 200 km. Ahora que me he mudado, no me apetece “emigrar” otra vez para trabajar. Reconozco que me he apalancado bastante y que solo cojo trabajos temporales y de pocas horas, pero tampoco quiero trabajar de algo que no me motive. Para amargarme, prefiero quedarme en casa, que no está el horno para bollos…

En fin, a seguir buscando, por partida doble…
Algún día todo volverá a encauzarse. ¡Espero que sea más pronto que tarde!

Anuncios

4 pensamientos en “A relaxing cup of…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s